Español

Libres en Cristo

Como nacidos de nuevo, hijos de Dios, es importante que tomemos firmemente una verdad que nos pertenece.  Cuando nacemos de nuevo instantáneamente somos hechos justicia.  Romanos 10:9 y 10 (RV 1960) nos dice:

“que si confesares con tu boca que Jesus es el Señor, y creyeres con tu corazón que Dios le levanto de los muertos, serás salvo.  Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.”

Romanos 5:1 nos dice también que por fe somos justificados, y 2 de Corintios confirma esto diciéndonos que Jesus fue hecho pecado por nosotros para que nosotros fuésemos hechos la justicia de Dios en El.

Esto quiere decir que en nosotros NO hay ya ninguna clase de condenación.  Así nos mira Dios-como la justicia que fuimos hechos y no mira ya la condenación que hubo en nosotros.  Pero que pasa entonces si a veces sentimos condenación, culpa, o si no sentimos que no somos dignos de la salvación, ya sea por cosas que hayamos echo nosotros, o por cosas que nos hicieron, por un pasado obscuro, o por decisiones equivocadas que hayamos tomado?

Hay BUENAS noticias!!!! NO HAY NIGUNA CONDENACION…..!!!

Recordemos que somos salvos por gracia, como nos dice Efesios 2:8, y siendo salvos por medio de la fe, también somos hechos justicia y somos LIBRES como nos dice Romanos 5:1. Porque libres? Porque tenemos paz para con Dios.

Mas aun, Romanos 8:1 (RV 1960) nos dice:

AHORA pues, NINGUNA condenación hay para los que están en CRISTO, LOS QUE NO ANDAN CONFORME A LA CARNE, SINO CONFORME AL ESPIRITU.  Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesus me ha LIBRADO de la ley del pecado y de la muerte.  Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era debil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condeno al pecado en la carne; para que la JUSTICIA de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espiritu.”

Es de SUMA importancia que entendamos esto y lo tomemos como nuestro.  Como estamos EN JESUS AHORA, somos JUSTIFICADOS.  Esto quiere decir que delante de Dios, ya no tenemos culpa ni condenacion y El nos mira tan justos como a Jesus mismo!!!  Y como tenemos paz para con Dios, ya no hay condenacion para nosotros!

Pero debemos notar que en los vv. 1 y 4 nos dice: “para los que NO ANDAN CONFORME A LA CARNE, SINO CONFORMA AL ESPIRITU…”.  Si bien es cierto que no hay condenacion para nosotros en Jesus, muchas veces vivimos con culpabilidad o condenacion generada en nuestra mente.  Y esto solo viene como consecuencia de andar conforme a la carne y no renovar nuestra mente.

Si leemos Romanos 12:2 (RV 1960) nos podemos dar cuenta que Dios nos manda a renovar nuestra mente y no adaptarnos a la forma de pensar del mundo o de la corriente del mundo:

“No os conformeis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovacion de vuestro entendimiento, para que comprobeis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Si queremos vivir en libertad de culpa continuamente en nuestra mente, la libertad que fue provista con el nuevo nacimiento, DEBEMOS renovar nuestra mente CON LA PALABRA DE DIOS.  Con el nuevo nacimiento no solo fuimos salvos del infierno, sino de vivir una vida mediocre y miserable aqui en la tierra.  Entonces al renovar nuestra mente, nos estamos visitendo tambien de nuestra nueva naturaleza; la naturaleza de Dios, naturaleza de justicia y de santidad (Efesios 4:22-24).   No es tan dificil renovar nuestra mente para pensar como Dios quiere que pensemos.  Y la clave se encuentra tambien en Su palabra!

Jesus nos dice en Juan 6:63 que sus palabras son espiritu y son vida.  Romanos 10:17 nos dice que la FE viene por el OIR y el OIR por la PALABRA de Dios.  Entonces lo que debemos de hacer es sencillo:  Escuchar la palabra de Dios constantemente.  Su palabra da VIDA.  Mientras mas la escuchamos, mas FE obtenemos, y por ende, mas VIDA.  Simultaneamente, estamos renovando nuestra mente!

Al escuchar la palabra de Dios obtenemos varios beneficios, y entre ellos esta el de vivir siempre en LIBERTAD!  Gracias a Dios porque El provee siempre la solucion a las dificultades que podamos enfrentar, aun antes de enfrentarlas!

Repasemos pues, lo visto:  Somos libres en Cristo Jesus, por medio del nuevo nacimiento, al que tenemos entrada por fe.  Por media de la misma fe, somos justifcados, sabiendo que Jesus fue hecho condenacion y pecado, para que nosotros fuesemos hechos justicia.  Eso nos lleva a estar en paz con Dios, por lo caul ya no tenemos condenacion.  Pero renovando nuestra mente solamente es que podemos vivir en un estado mental continuo de libertad y pensar asi de nostros mismos como Dios piensa de nosotros.  Como consecuencia, no solo renovamos nuestra mente, sino que nos llenamos de fe y de vida!

Proximamente estaremos hablando de porque esto es de suma importancia para nosotros los Hijos de Dios!  Hasta entonces, sigamos renovando nuestra mente, y creciendo en FE!!!